El taller es un crisol de creación permanente.

Adriana Henao Mejía inició el aprendizaje de la joyería en el taller de mecánica industrial de su padre. Desde entonces se ha dedicado a la investigación y práctica del oficio orfebre, sumergida en el goce creativo y haciendo caso de su intuición artística.
La contemplación de la naturaleza y de la iconografía étnica lo mismo que una constante curiosidad por las tendencias artísticas clásicas y contemporáneas, sustentan el desarrollo de sus proyectos y colecciones de joyería.
Otro aspecto de su trabajo es el diseño y elaboración de joyas inspiradas en el carácter de su portador con el propósito de crearle un símbolo único y personal.
Las joyas diseñadas y elaboradas en su atelier se caracterizan por la utilización de diversos materiales  y una variada gama de nuevos conceptos y tecnologías plasmadas en piezas que son recipiente de energía y poder y unen el mundo real, la imaginación y  los sueños.